POEMAS.

Un poema es una composición literaria.
Se escribe en versos y estrofas.
Expresión artística de la belleza por medio de la palabra.


Gabriela Mistral.

Lucila Godoy Alcayaga (1889-1957) nació en Vicuña (Chile) el 7 de abril de 1889. Utilizó por primera vez el seudónimo de «Gabriela Mistral» en los Juegos Florales de Santiago que ganó con sus «Sonetos de la muerte» inspirados en el suicidio de su gran amor, el joven Romelio Ureta.
Muchos de sus poemas los escribió para los niños. Su poesía es íntima y sencilla. Los niños de la escuela en la que trabajaba como maestra rural se convirtieron en los personajes de sus poemas.
El 10 de diciembre de 1945 recibió el Premio Nobel de Literatura. Fue la primera escritora latinoamericana en conseguir este reconocimiento. Falleció en Nueva York el 10 de enero de 1957.

TODO ES RONDA.  (Gabriela Mistral).


Los astros son ronda de niños
jugando la tierra a espiar...
Los trigos son talles de niñas
jugando a ondular..., a ondular...

Los ríos son rondas de niños
jugando a encontrarse en el mar...
Las olas son rondas de niñas
jugando la tierra a abrazar...


CORDERITO.    (Gabriela Mistral).


Corderito mío,
suavidad callada:
mi pecho es tu gruta
de musgo afelpada.

Carnecita blanca,
tajada de luna:
lo he olvidado todo
por hacerme cuna.

Me olvidé del mundo
y de mí no siento
más que el pecho vivo
con que te sustento.

Y sé de mí sólo
que en mí te recuestas.
Tu fiesta, hijo mío,
apagó las fiestas.



ME TUVISTE     (Gabriela Mistral).

 Duérmete, mi niño,
duérmete sonriendo,
que es la ronda de astros
quien te va meciendo.

Gozaste la luz
y fuiste feliz.
Todo bien tuviste
al tenerme a mí.

Duérmete, mi niño,
duérmete sonriendo,
que es la Tierra amante
quien te va meciendo.

Miraste la ardiente
rosa carmesí.
Estrechaste al mundo:
me estrechaste a mí.

Duérmete, mi niño,
duérmete sonriendo,
que es Dios en la sombra
el que va meciendo.








MI SEMANA DE TRABAJO
Anónimo.

Soy carpintero laborioso. 
Todo mi encanto es trabajar. 
Esta semana haré una mesa. 
¡Arriba! Es hora de empezar. 

Lunes, cepillo las tablitas. 
Martes, las corto con afán. 
Miércoles, doy forma a las piezas. 
Jueves, el día de pegar. 

Viernes, la mesa está acabada. 
Sábado, la tengo que pintar. 
Domingo... ¡Qué mesa tan linda! 
¿Me la quiere usted comprar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario